Militares de Tailandia lanzaron bombas pero con millones de semillas para reforestar el planeta

Militares de Tailandia lanzaron bombas pero con millones de semillas para reforestar el planeta

Tailandia ha perdido la mitad de su área forestal en las últimas décadas. Entonces, los aviones están lanzando «bombas de semillas» para reforestar el país.

La Tierra estuvo alguna vez cubierta con millones de inmensos bosques que proporcionaron hábitats perfectos a una gran variedad de especies de plantas y animales. Sin embargo, a lo largo de la historia, los humanos comenzaron a talar más árboles de los que plantaron, y el planeta comenzó a volverse estéril.

Urgentemente necesitamos árboles:

La deforestación es un flagelo que afecta al mundo y, además de poner en peligro los medios de vida de las personas, amenaza muchas especies de plantas y animales y contribuye al cambio climático.

Tailandia ha perdido casi la mitad de su cubierta forestal en las últimas décadas y decidió tomar medidas para recuperar los bosques.

Millones de semillas caen del cielo:

El gobierno tailandés lanzó un programa de reforestación que proporciona aviones y drones que arrojan «bombas de semillas». Estas bombas están hechas con arcilla, compost y semillas.

El botánico japonés Masanobu Fukuoka estableció un enfoque de agricultura ecológica llamado agricultura natural (o «no hacer nada») y fue el primero en apoyar la idea de bombardear los campos con semillas. La agricultura natural se basa en la ausencia de arado y pesticidas.

Las primeras bombas que no hacen daño:

El primer «bombardeo de semillas» registrado data de 1930, cuando se habían empleado aviones para reforestar algunas áreas montañosas en Honolulu.

La idea de adoptar este enfoque a gran escala se remonta a 1999 cuando Lockheed Martin, una compañía que opera en los campos de ingeniería y defensa aeroespacial, logró plantar 900,000 árboles en un día lanzando semillas desde un avión militar.

Se lanzan demasiadas bombas en muchas áreas del mundo, causando muerte, dolor y destrucción. Pero pensar que estos aviones podrían ser utilizados para crear nuevas vidas y restaurar lo que hemos destruido nos da un atisbo de esperanza.

Via: www.lifegate.com

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propios y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies