Científicos: Los pensamientos curan más que los medicamentos

Científicos: Los pensamientos curan más que los medicamentos

La periodista científica Jo Marchant lleva su ojo crítico a este fascinante nuevo terreno, compartiendo los últimos descubrimientos de las personas que reciben ayuda de curas dirigidas tanto al cuerpo como a la mente. Crédito: Garry Simpson.

Durante siglos, la idea de «pensamientos curativos» ha dominado a los fieles. En las últimas décadas ha fascinado a los seguidores de todo tipo de movimientos de autoayuda, incluidos aquellos cuyo propósito principal parece ser separar a los enfermos de su dinero.

Investigación científica lo confirma:

Ahora, sin embargo, un creciente cuerpo de investigación científica sugiere que nuestra mente puede desempeñar un papel importante en la curación de nuestro cuerpo, o en el mantenimiento de la salud en primer lugar.

En el libro Cure , la veterana periodista científica Jo Marchant pone su ojo crítico en este fascinante nuevo terreno, compartiendo los últimos descubrimientos y contando las historias de las personas, entre ellas los veteranos de guerra de Irak, a quienes ayudan las curas dirigidas tanto al cuerpo como a mente.

El debate:

Respondió a las preguntas del editor de Mind Matters, Gareth Cook. Has abordado un tema en el que, históricamente, ha habido una gran cantidad de charlatanes. ¿Qué te convenció de que había una historia científica convincente para contar?

Los malentendidos y las afirmaciones falsas fueron uno de los elementos que me llevaron al tema de la medicina de la mente y el cuerpo en primer lugar.

¿La mente influye en la fisiología?

Desde el estrés hasta la excitación sexual, por lo que siempre me ha parecido razonable que pueda afectar la salud. Sin embargo, la pregunta se ha vuelto tan polarizada: los defensores de la medicina alternativa reclaman curas milagrosas, mientras que muchos científicos y médicos convencionales insisten en que cualquier sugerencia de «pensamientos curativos» es engañosa.

Me interesaban esas filosofías conflictivas: quería ver por qué es tan difícil tener un debate razonado sobre este tema. ¿Qué es lo que impulsa a tanta gente a creer en las afirmaciones pseudocientíficas de los terapeutas alternativos, y por qué los escépticos son tan resistentes a cualquier sugerencia de que la mente pueda influir en la salud?

Via: www.scientificamerican.com

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propios y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies