A los 5 años de edad se convirtió en la madre más joven de la historia

A los 5 años de edad se convirtió en la madre más joven de la historia

En 1939, una joven sana llamada Lina Medina dio a luz a un bebé igualmente saludable. El único detalle notable sobre este evento fue la edad de la madre: tenía cinco años.

A principios de la primavera de 1939, una familia preocupada de una aldea remota en Perú llevó a su hija de cinco años a un médico en la lejana Lima. El vientre de la niña había estado creciendo durante varios meses y su madre temía que pudiera tener un tumor.

Para su sorpresa y consternación, el médico diagnosticó que su hija, Lina Medina, estaba embarazada de siete meses. Seis semanas después, Medina se convirtió, a la edad de cinco años y siete meses, en la niña más joven que se sabe que dio a luz.

Su caso tomó por sorpresa a los pediatras de la época, y el tema ha sido objeto de especulación desde entonces. Medina nunca reveló quién era el padre, y hasta el día de hoy, ella y su familia evitan la publicidad del mundo exterior.

La verdadera historia de Lina Medina, la madre confirmada más joven del mundo, y de las circunstancias que rodearon su extraordinario relato dan una idea tanto de la sociedad en la que creció como de los caprichos de la biología humana.

La condición de Lina Medina ciertamente sorprendió a todos los que estudiaron el caso, pero entre los endocrinólogos pediátricos, no era del todo impensable.

Aproximadamente uno de cada 10,000 niños desarrolla una afección conocida como «pubertad precoz», en la cual el cuerpo del niño alcanza la madurez s€-xual antes de los ocho años.

Aproximadamente diez veces más niñas que niños se desarrollan de esta manera, y hay razones para sospechar que podría acelerarse por contacto s€×sual a una edad temprana.

Un análisis posterior sugirió fuertemente que Medina pudo haber alcanzado la menarquia tan pronto como ocho meses después del nacimiento, aunque otros informes afirmaron que había tenido períodos menstruales regulares desde la edad de tres años.

El examen de Medina, de cinco años, mostró que ya había desarrollado se-nos, caderas más anchas de lo normal y crecimiento óseo avanzado (es decir, postpúber).

Según todas las apariencias, en el momento en que Lina Medina quedó embarazada, justo en su quinto cumpleaños, su cuerpo era el de una mujer muy pequeña e inmadura.

La pubertad precoz es una buena e inmediata explicación del embarazo de Lina Medina, pero obviamente, no es suficiente.

Tener un período a las tres es una condición necesaria, pero no suficiente, para quedar embarazada a las cinco. En otras palabras, alguien tuvo que dejarla embarazada y, dada la probabilidad de 100,000 a 1 en contra, esa persona probablemente no era un niño de cinco años precozmente pubescente.

La propia Medina nunca les dijo a sus médicos ni a las autoridades quién era el padre, aunque su propio padre, un platero llamado Tiburelo, fue arrestado brevemente por sospecha de violación infantil. Finalmente fue liberado y los cargos en su contra se retiraron, sin embargo, cuando negó enérgicamente haber tenido relaciones con su propia hija y no se encontraron pruebas o declaraciones de testigos que lo detuvieran.

En un artículo sobre el caso, publicado en un servicio de cable de octubre de 1955, el autor Luis León informó que muchas de las aldeas indias remotas de Perú celebran festivales religiosos regulares durante todo el año que aún mantienen una fuerte atmósfera precristiana y con frecuencia se convierten en sexo grupal. y a veces violación.

Via: allthatsinteresting.com

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propios y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies